No soples!

el sábado, 19 de junio de 2010

Yvonne Mayer, empleada en una mutual de la ciudad sudafricana, participó el primer día del Mundial, en una competencia entre fanáticos adeptos a la vuvuzelas, las inefables cornetas de plástico que logran sonidos agudos de altos decibeles.

Al parecer, ella hizo la suficiente para lastimar su garganta, y pasó los siguentes tres días convaleciente. Pobre!



Ya saben lo que pasa por soplar demasiado fuerte la vuvuzela...

3 que pasaron por acá regatean el precio:

Lic_jasper dijo...

todos sabemos que hizo con la vuvuzela...

Que me sople la vuvuzela de carne

El Compadrito dijo...

y dale maraca maraca maraca maraca y dale maraca maraca maraca...