Se lo merece!

el miércoles, 17 de marzo de 2010

Resulta que a un tipo se le pincha una rueda en la ruta. Abre el baúl y ve que no tiene gato hidráulico para levantar el coche. A lo lejos ve una casa y se dirige hacia allá para pedirle que le presten uno.

Cruza un pajonal y piensa “claro, pero para el dueño de la casa, soy un desconocido que le pide un gato, le va a dar desconfianza…”

Atraviesa una charca y mientras se empapa los zapatos sigue pensando “y encima tengo el auto lejos, también va a pensar que después que cambie la cubierta no me voy a hacer todo este camino de nuevo para devolverle el gato…”

Se enreda en una alambrada de púas y cada vez más nervioso: “y encima capaz que es un tipo de mal carácter y me recibe con malos modos”, pisa bosta de vaca “y quién sabe si no tiene una escopeta y me saca corriendo a tiros”.

Atraviesa matas de plantas espinosas, lo pica una serpiente “egoísta de mierda, en este país nadie tiene un poco de solidaridad, estoy varado en esta ruta, sin gato y este tipo…”.

Lo reciben (y muerden) los perros de la casa, arañado, mojado, picado, transpirado, con la ropa a jirones y oliendo a mierda de vaca, toca el timbre, sale un buen hombre que le dice: “¿Qué desea mi amigo?” y el tipo le contesta: “¡METÉTE EL GATO EN EL CULO!”

5 que pasaron por acá regatean el precio:

Mariano dijo...

¡Simultaneamente, que lo parió!

Jejjejejejejejee... eso... exactamente eso!!! es la ley de atraccion!!!!

Ramiro dijo...

jaaja, un chiste viejo pero efectivo.

loro711 dijo...

Un clásico.

Bonelli dijo...

Che, el logo (?) del blog parece que está meado.