Honestidad

el miércoles, 10 de marzo de 2010

Un hombre y su esposa están a punto de meterse en la cama. La mujer se para frente al espejo, se mira y comenta:

 - ¿Sabes querido? Me miro en el espejo y me veo tan fea, tengo arrugas en la cara, los pechos se me están cayendo y las nalgas también, tengo las piernas gordas y los brazos flojísimos.

Se da la vuelta y mirando a su esposo, le pide:
- Sé bueno, dime algo positivo, algo que me haga sentir mejor.

El marido la observa detenidamente, piensa un momento y le responde:
- Pues.... de la vista andas de puta madre !!

3 que pasaron por acá regatean el precio:

Que pasa con la vejez en este blog?

Ramiro dijo...

jajajajajajajjaaj!!! Y bueno che, hay veces que no hay mucho más para decir...

Por eso no hay que tener espejos en la habitacion, despues de eso no hay garche ni en pedo!